jueves, 6 de mayo de 2010

Para relajarse, lluvia

Pocas cosas hay tan relajantes como los sonidos que nos acerca la lluvia: el monótono y persistente repinicar del agua sobre los más diversos objetos, los truenos y relámpagos, el rumor del viento, el canto de los pájaros...
RayniMood.com ha grabado media hora de sensaciones otoñales como las citadas para disfrute y relax, sobre todo de aquellos a los que les gusta quedarse dormido al arrullo de sonidos naturales.
Un regalo para los sentidos.

1 comentario:

Aldabra dijo...

hubo una época -ya muy lejana- en la que me asustaba dormir sola en casa y para mitigar este miedo me iba a cama temprano para quedarme dormida con los ruidos cotidianos: una cisterna, el ruido de un coche en la calle, el arrastrar de una silla... nada tienen que ver estos sonidos con el de la lluvia o el del viento, mucho más agradables de escuchar, pero sí se parecen ambos en que los ruidos que conocemos nos hacen sentir seguros.

biquiños,