miércoles, 29 de diciembre de 2010

GH+, 24 horas de rigurosa basura

CNN+ emitió anoche su último episodio informativo, un capítulo más, en realidad, en la desaparición o absorción de medios informativos serios por otros cuya seriedad se mide por criterios de rentabilidad económica. El capital económico se impone, una vez más, al capital social, del que tanto se habla y sobre el que tan poco se hace.
Atrás queda más de una década de trabajo periodístico bien hecho, serio, sobrio, riguroso, contrastado y útil, realizado por profesionales que han dedicado sus esfuerzos a revalorizar la información, a tratarla como el respeto y la consideración que merecen quienes la utilizan como fuente de conocimiento.
De ahora en adelante nos queda otro tipo de "periodismo", que sólo se parece al anterior en el plus (+) porque serán también 24 horas de "información"... mal hecha, frívola, excesiva, blanda, superflua e inútil, pero rentable para los intereses crematísticos e ideológicos de quienes la alimentan.
Serán 24 horas de rigurosa basura informativa sobre quién se acuesta con quien, la naturaleza muerta de la caspa entre las sábanas, los efluvios de seres intrascendentes a quienes les da igual una guerra nuclear que una lluvia de estrellas...
Sí, a la televisión del plus informativo le sucede el chupete catódico.
"Está pasando. Lo estás viendo".

5 comentarios:

Runaway dijo...

No sé si se te ha pasado este artículo que viene en La Voz de Galicia y que define metafóricamente "lo que está pasando" y lo que seguirá pasando a partir de ahora. A usted le preferimos atontado. Dejo el enlace:
http://www.lavozdegalicia.es/opinion/2010/12/29/0003_8935417.htm

olgah dijo...

Realmente lamentable. (De momento) nos queda internet...

Kaplan dijo...

O que hai que ver (ou mellor, o que non) Feliz ano

Julio Torres dijo...

Absolutamente dacordo co que dis Guillermo.

Un saúdo, amigo

Aldabra dijo...

De un tiempo a esta parte cada vez enciendo menos la tele, es más, a veces la enciendo pero para escuchar la radio. Y es que ¡para lo que hay que ver!
Biquiños,