viernes, 31 de diciembre de 2010

Lo que las personas podemos hacer

Atrás queda ya el 2010, un año especialmente bueno para los tiburones de tierra adentro, para los vampiros de esperanzas, para los dinamiteros del trabajo.
Por delante nos queda todo un 2011 en el que podemos quedarnos igual, mejorar o empeorar, pero durante el que seguiremos teniendo algo que no tienen ni tendrán las primas de riesgo, las regulaciones de empleo, los pelotazos, los beneficios fiscales, los "mecanismos de rescate", las plusvalías, el prostituido dinero fácil y sus proxenetas, las políticas de ajuste y todos los eufemismos con los que nos joden la vida: la capacidad para crear, innovar, aportar, trabajar, ayudar, desarrollar, vencer, amar, sonreír, aprender, reflexionar, recapacitar, emprender y volver a empezar, sumar, abrazar...
El grupo israelí Carmel A-Capella es uno de los múltiples ejemplos de lo que podemos hacer las personas, pero también de lo que nunca se podrá hacer sin nosotros.
Por un 2011 de primaveras para todos.


6 comentarios:

Ronsel dijo...

O dito, feliz e máis xusto, e sobre todo máis humano, ano.
Unha aperta.

Gloria dijo...

Muy bonito post de final de una década, sí señor. Todo lo mejor para ti de ahora en adelante.

Anónimo dijo...

I'm Glad i found this website.Added migramundo.blogspot.com to my bookmark!

Guillermo Pardo dijo...

Gracias. Que el 2011 sea generoso con todos.
Abrazos

Julio Torres dijo...

Post que recolle moi ben un puñado de desexos que ougallá se cumpran.

Feliz 2011, amigo!!!

Aldabra dijo...

Pues yo (y aunque no soy religiosa) digo aquello de: “virgencita, virgencita, que me quede como estoy”. Biquiños,