lunes, 3 de enero de 2011

Pajín fomenta la delación

Con la entrada en vigor de la ley que prohíbe fumar excepto prácticamente, y de momento, en la casa de cada cual, entra en vigor también un nuevo impulso, promovido y amparado desde la Administración, de una de las figuras sociales más deleznables: el soplón.
Ahí tenemos a la ministra de Sanidad fomentando la delación en lugar de promover la inspección, deber de la Administración, que gracias a los soplones se ahorra una buena nómina de inspectores y, de paso, deriva hacia el ciudadano dócil y cabroncete -asociaciones incluidas- la responsabilidad que no quiere asumir.
Como ciudadano y administrado me hubiera gustado que la señora Pajín y sus adláteres pusiesen en práctica su celo fiscalizador para evitar que prescribiesen delitos de "honestos" empresarios y políticos como Alierta y Fabra, para impedir que los bancos sigan aplicando comisiones y prácticas abusivas, para sancionar con ejemplaridad a empresarios sin escrúpulos y a trabajadores aprovechados, para perseguir la corrupción pública y privada o el alza arbitraria de precios con redondeos y subidas de escándalo, por citar sólo algunos ejemplos descarados de clara dejadez de responsabilidad política y administrativa.
Es cuando menos indignante que la señora ministra y sus acólitos, del color que sean, nos animen a chivarnos de quien fuma en público y lo permite -nuevos delincuentes a ojos de la nueva ley- y que, sin embargo, no tengan en cuenta las delaciones que millones de personas hacemos de las injusticias y los atropellos a que somos sometidos todos los días.

¿Qué implica la nueva ley antitabaco?

5 comentarios:

Francisco O. Campillo dijo...

¡¡¡ Qué susto !!!
Había leído que "Pajín fomenta la felación". Sé que suena casposo y machista, pero es lo que leí.
Que Leire me perdone. O no, porque parece que añora unas inquisiciones que tanto daño han causado a este país. Yo, sinceramente. prefiero lo que leí por error a lo que defiende la ministra. Y no sigo que me estoy metiendo en un pedazo de jardín ;-)

Alvariño dijo...

Yo también cambié la "d" por "f" ¡ja..ja..!

Félix Soria dijo...

Jamás se ha lanzado una campaña similar para denunciar a los evasores de impuestos...

Antònia Pons Valldosera dijo...

Podría ofrecer a los delatores un 10 por ciento de las multas impuestas a los infractores . Tal vez alguien se ganara unas perrillas ahora que van a suprimir la prestación de los 426 euros. Si me pescan infringiendo la ley, porque pienso infringirla en cuanto tenga ocasión, que mi dinero sirva para algo. Delatar por nada no vale la pena a no ser que no hayas pasado de la primera infancia.

entrenomadas dijo...

No lo sabía, me acabo de enterar. Me parece lamentable, demasiado.

K,

Marta