domingo, 23 de enero de 2011

Los restaurantes ya no son lo que eran

Los bares, tampoco. Lo comentábamos anoche durante una cena en homenaje a un compañero y amigo. Para unos, han perdido parte de su encanto; para otros, han ganado en acogida. Yo me salgo por la tangente y, para no ponerme del lado de nadie o en contra de alguien, suelo decir que ahora hay más ambiente en la calle.
El humorista Leo Harlem prefiere situarse en otra perspectiva: la sofisticación, a veces llevada hasta el absurdo, de lo que rodea la llamada "nueva cocina". Y estoy de acuerdo con él: da la impresión de que en algunos restaurantes te toman por gilipollas.
Leo Harlem es leonés. Empezó su carrera de monologuista en El Club de la Comedia, donde supe de su existencia. Trabajó con José Mota en TVE 1 y en El Club del Chiste, y desde septiembre forma parte del equipo de comentaristas deportivos de Onda Cero.
Leo Harlem, cuyo nombre es Leonardo González, es un tipo simpático y gracioso, pero también un hombre con la cabeza bien amueblada, que es más que decir que es inteligente.

2 comentarios:

Nicolás dijo...

Volver a casa después de ir a cenar a un restaurante y no tener que lavar la ropa y ducharte porque apestas a tabaco es una experiencia religiosa.

LUISA M. dijo...

Todo tiene su lado positivo y su lado negativo. Seguro que todos notamos el cambio, pero creo que, sobre todo, los dueños de los establecimientos.
El vídeo divertidísimo, gracias por ponerlo. Me he reído mucho con la forma que tiene de contar las cosas Leo Harlem (al que he visto algunas veces en el Club del chiste) y también con la presentación de Eva Hache.
Saludos.