miércoles, 21 de diciembre de 2011

Más de 8.500 hogares gallegos con menores se mantienen con pensiones de jubilados

En los últimos años, leer periódicos es como leer novela negra: te pone de patitas en la realidad. Matizo lo de "en los últimos años" porque entre el 2000 y el 2007, más o menos, leíamos lo que ahora descubrimos que eran fantasías animadas por vendedores de humo que todos, en mayor o menor proporción, hemos comprado.
Leo que en Galicia hay más de 8.500 hogares con menores que se sustentan con pensiones de jubilados mayores de 65 años. Leo y me quedo helado de inmediato ante la imagen mental de miles de chavales alimentados con los euriños de sus parientes ya retirados, voluntariamente o a la fuerza, cuando la experiencia te dice que la realidad tendría que ser la contraria. Por ley de vida.
Me cuesta imaginar a un tipo "normal" de 30 años pidiéndole dinero a su "viejo" de 70 para lo que sea. Es antisocial y hasta violento, caldo de cultivo para la desconexión y la descohesión, y ya veremos con qué consecuencias, que, como las fantasías animadas del principio, pagaremos todos.
Con ser lacerante, lo peor no me parece lo que leo, sino lo que imagino. ¿Qué ocurrirá con esa gente cuando se quede sin sustento?

3 comentarios:

Félix Soria dijo...

¿Y si contamos los hogares que no hay menores?... El futuro es, textualmente, espeluznante.

Aldabra dijo...

Félix ha escogido una buena palabra: espeluznante.

Las navidades no me gustan desde siempre pero este año los langostinos me van a sentar peor que nunca.

No puedo evitar sentir culpabilida por lo que yo tengo y otros no.

biquiños,

Kaplan dijo...

Feliz Nadal, que xa só o será en parte (non nos esquezamos deles nestes días de consumo e derroche)