lunes, 10 de septiembre de 2007

El suajili se cuela en el Big Ben

Ser extranjero, y particularmente inmigrante, se ha convertido en sinónimo de indeseable para cierta clase de políticos, jaleados desde la barrera por esa otra clase de público que cree que los toreros son gladiadores fajados en el ruedo en igualdad de condiciones que sus oponentes.
Sólo desde esa perspectiva se puede comprender la descabellada pretensión de los laboristas, en el Gobierno de su majestad británica, de exigir un inglés de nota a los trabajadores procedentes de países ajenos a la UE, cuyos ciudadanos, por el contrario, podrán emplearse en los váteres londinenses aunque no sepan distinguir “yes” de “yeah!”. Curiosa forma de discriminación de la que los inventores del parlamentarismo excluyen a los futbolistas de élite, lo que refuerza la por descontada certeza de sus señorías de que para ser buen ciudadano británico basta con saber dar patadas al balón y expresarse correctamente en suajili, aún a fuer de ser un inadaptado social.
No me sorprende -¿debería?- que el secretario general de los sindicalistas británicos aplauda la iniciativa argumentando que de ese modo, dominando el inglés, los inmigrantes evitarán que los empleadores sin escrúpulos se aprovechen de ellos. Lo que me sorprende es que sea capaz de decirlo.
En vista del respaldo con que parece contar la iniciativa, poca atención se prestará a la retorcida y exagerada opinión del director general de las Cámaras de Comercio Británicas, para quien los inmigrantes han contribuido en los últimos años a un “crecimiento continuo de la economía con una ética laboral y un nivel de cualificación que los británicos no tienen”. ¡Imaginaos que hablasen inglés a la perfección!

Los no comunitarios tendrán que saber inglés para trabajar...

7 comentarios:

fernando dijo...

Se supone que los laboristas son gente de izquierda, no .... ah, claro excluyen a los futbolistas. Al final, todo se reduce a un mero clasismo. qué pena!!!!

un abrazo

Desperate dijo...

cuando leí esta noticia no me lo podía creer. es... diría xenófoba aunque no sé si la palabra es exacta. yo, guillermo, no sé a dónde estamos llegando, pero no me gusta en absoluto.

Martín Bolívar dijo...

Un nuevo comentario para el que sobran las palabras porque no tiene desperdicio. Desde aquí envío un aplauso, mi ignorancia no me permite utilizar algún símbolo de Internet, que por otra parte no sé si existe, pero debería. El comentario me hizo recordar que, hace unos años, hablando con un inspector del Cuerpo Nacional de Policía, en la comisaría de Gijón (Asturias) me comentaba las facilidades que había para obtener la nacionalidad española que tenían los deportista de elite, los científicos de renombre internacional y los poseedores de una gran fortuna. Es decir que, en estos tres últimos casos mencionados, no se les consideraba inmigrantes, de hecho se les abría las puertas a la ciudadanía europea sin problemas. Como siempre, los privilegios de que se sirve el poder para mantenerse en su posición. Lo de los ingleses es demencial, y sirve para reflexionar de que ahora es necesario hablar inglés para ir a limpiar los váteres. Muy bueno.

entrenomadas dijo...

El laborismo es un paraguas amplio y destartaladado, pero sobre todo es y forma parte del colonialismo british apestoso y teíno.
Qué cutres y cansinos. Y lo digo porque todos los años paso parte del verano en Irlanda del Norte, en Belfast y después de ver lo que han hecho y hacen los british con los irlandeses ya no me queda espacio para el asombro.
Impresentables!

Guillermo Pardo dijo...

No sé muy bien lo que es el laborismo, al menos lo que tendría que ser ahora, como tampoco sé muy bien lo que es el socialismo español, al menos el que se supone debería representar el PSOE. Al margen de esto, y como bien apunta Martín, son escandalosas las facilidades que se ofrecen a los pudientes para regular administrativamente sus particulares situaciones, como si tuviesen dificultades para hacerlo con todos los medios que tienen a su alcance. Eso, como exigir inglés hasta para limpiar váteres, me parece de una xenofobia incontenible. Saludos y gracias por vuestras visitas y comentarios.

Jluis dijo...

Europa se cierra en si misma dando la espalda a aquello que dice representar. Si... es clasismo, nada nuevo si lo pensamos.

Un abrzo.

Guillermo Pardo dijo...

Los britihs siempre han sido muy clasistas, José Luis, lo que, en efecto, no es nada nuevo. Unha aperta.