domingo, 25 de noviembre de 2007

Sospechas De Vuelta y Media

Conozco a un tipo que se llama José Luis Ramos que siempre me ha parecido sospechoso.
Primero porque se llama José Luis Ramos, nombre y apellido tan comunes que me parecen copiados. Plagiados, para entendernos.
Segundo porque es psicólogo, profesión también muy abundante, razón por la que quienes la practican quizá se pasen la vida pensando una solución que les permita denunciar al colega de enfrente por instalar una placa similar a la suya. Ya sé que parece enrevesado, pero es que mentes retorcidas como la mía abundan.
Tercero porque es bloguero. Eso también es repetitivo hasta la saciedad, pues se trata de un concepto que se manifiesta, como mínimo, 70 millones de veces. Y va creciendo cada día.
Cuarto porque es un tipo altruista y no me fío. En su blog no hay un solo anuncio ni invitación a publicitarse. Y eso a mí me resulta tremendamente sospechoso porque hoy quien no vende y no se vende no puede ser de fiar. Será por eso que me fío más de las putas que de los banqueros y será por lo mismo que no me dejo guiar por los reclamos publicitarios que llenan las páginas web, a cada cual (reclamo) más eficientemente altruista. ¿Qué puede haber más altruista que los propios intereses?
Quinto porque utiliza su página para escribir sobre inmigración e interculturalidad, lo que, por extensión, me convierte en su cómplice y en sospechoso de pretender enriquecerme, como él, a costa de las desgracias ajenas, pues no pueden entenderse de otro modo las horas y el trabajo empleados en ello. Blogueros del mundo: ¡enriqueceos, coño!
Sexto porque no se parece al perro del hortelano, y ya se sabe que para ser alguien tienes que ser perro, no en el sentido de mamífero doméstico, sino en el de persona “humana” despreciable.
Todo eso, y mucho más que me guardo (por pudor, claro), se me confirma con las amenazas que se ciernen sobre José Luis Ramos y su bitácora, De Vuelta y Media, acechados por la estulticia de quienes, al parecer, ni siquiera han tenido la elegancia de dirigirse al “sospechoso” para advertirle, amistosamente, de su “delito”.
Y es que hay quien cree que si hace las cosas por las bravas tiene más razón y más derechos.
Ya lo dijo Machado: “Todo necio confunde valor y precio”.

El autor "De Vuelta y Media", amenazado

9 comentarios:

vitruvia dijo...

Todos tenemos que arrimar el hombro en injusticias así, aunque solo sea dando ánimos, como ya he hecho en su blog. Un saludo.

Desesperada dijo...

joder qué país de mierda, de verdad.

Jluis dijo...

De nuevo muchas gracias Guillermo.

Tras leer tu entrada he pensado que si los tiburones se comen Devueltaymedia, siempre puedo rebautizarlo como "sospechoso habitual", no?...

Un privilegio contar con tu apoyo y aguda ironía, compañero.

Un abrazote. JLuis

Eifonso Lagares dijo...

Mierda para los poderosos que se creen que pueden disponer del mundo su antojo.
Saludos

Martín Bolívar dijo...

Los bloggeros debemos unirnos y no permitir que unos impresentables pretendan poner el pie en el cuello de José Luis. Mantengámosnos en contacto y pensemos en acciones directas para defender una persona sospechosa por su dignidad, como bien se publica en este blog.

dreig dijo...

Todo nuestro apoyo a José Luis. Creo que es un momento clave en el que hay que demostrar que
"no nos moverán".
Ya está bien de abusos....
Si el conocimiento no sabe volar...pierde el tiempo conmigo.

entrenomadas dijo...

Completamente de acuerdo. Ayer visité su página y me quede pasmada con toda la información que recogí.
VAYA PAÍS!!!

Guillermo Pardo dijo...

Confiemos en que los tiburones no se salgan con la suya. Gracias y saludos para todos.

M. dijo...

Qué bien lo has dicho, Guillermo: qué bien! Un plagiador este José Luis, desde luego. Saludos.