sábado, 26 de abril de 2008

Cifras

Las cifras han tomado el relevo de los sentimientos en la mente de las personas.
Nada tiene ya sentido si no lleva un número que lo identifique. Importa conocerlo para experimentar el horror y cifrar el holocausto para convertirlo en noticia.
Sin cifras no se fraguan opiniones ni se remueven conciencias. La vida pende de una cuenta bancaria, pues ni siquiera el salario es ya una bolsa de sal, sino el precio de nuestro tiempo.
Porcentaje, dividendo, ratio son más que palabras: son religiones con acólitos más fieles que ternura, solidaridad o empatía.

11 comentarios:

Nacho de la Fuente dijo...

Me ha gustado eso de que el salario es el precio de nuestro tiempo. Cuánta razón.

Saludos desde la redacción, donde las cifras son hipervaloradas.

Irreverens dijo...

Bueno, algunos quedamos por ahí que nos resistimos a caer en eso y somos capaces de aceptar trabajos mal pagados sólo porque nos gustan más que los mejor pagados.
:)

Besos

Jluis dijo...

Las cifras dibujan muchos de los perfiles de nuestros días. Pueden desnudar verdades, apuntalar mentiras o enterrar realidades.

yo, personalmente, no se muy bien si me puede el amor o el odio a ellas. Supongo que va por día.

Un abrzote

Julio Torres dijo...

Coincido totalmente con Nacho. Unha moi boa e reflexiva frase "Ni siquiera el salario es ya una bolsa de sal, sino el precio de nuestro tiempo". Tomareina prestada para ALM un día destes.

Si, todo son cifras. Por exemplo: os famosos share, rating, na televisión fan que grandes programas so se valoren pola "hipotética" xente que o ve.
O último o programa de Gemma Nierga "Ya te vale", que non está a colleitar as audiencias desexadas.

Todo son cifras. Xa pasamos a sociedade da información. Agora estamos na sociedade da numerificación. Vamos, que Daniel Bell, quedouse curto en "El advenimiento de la sociedad postindustrial"

Por certo, quixera preguntarvos unha cousa: NOS DOUS ULTIMOS MESES VEÑO SUFRINDO CORTES DO ADSL DE TIMOFONICA ENTRE AS 20 E AS 24 HORAS. EN TELEFONICA DINME QUE TODO ESTA BEN, CANDO NON É ASÍ. Propoño un artículo denunciando esta situación. En breve, acudirei a consumo, porque pago unha riñonada por un mal servicio. Proximamente escribirei un post sobre o asunto.

Mamá Afrika dijo...

No me gustan los números pero adoro tus letras.
Cada día después de comer y cenar corro para leerte con deleite, como si de un postre se tratara. Y repito.
Gracias Guillermo, por tus palabras, por tu apoyo de días atrás.
Me resulta también delicioso leer el gallego.
Ojalá pudiera escibir como vosotros.
Un abrazo desde Castro.

Desesperada dijo...

la frase del salario es alucinante, guillermo.

Casshern25 dijo...

realmente bueno, te felicito.

saludos.

Aldabra dijo...

sigues el ritmo del anterior post y aunque la foto no es tan impactante, vuelves a recordarnos los buenos valores de la vida, con frases muy certeras.

bicos,
Aldabra

Makiavelo dijo...

Estamos inmersos en un proceso de involución.
Un texto profético.

Saludos.

entrenomadas dijo...

Para un poema.

El salario es el precio de nuestro tiempo.

Me voy a la cama con esta frase. No sé si podré dormire, no sé.

Muy bueno,

M

Guillermo Pardo dijo...

Nacho: ni te imaginas lo que lamento tener razón, como dices.

Irreverens: ¡Suerte la tuya que puedes elegir!

Mamá Áfrika: Yo admiro tu trabajo y mi modesto apoyo es prueba de ello.

Me alegra que os gusten estas pequeñas reflexiones. Últimamente se me da mucho por eso, y por jugar con las palabras.
Gracias. Abrazos.