lunes, 25 de agosto de 2008

Suicidio televisivo

Leo en La Huella Digital:

Lo de la programación televisiva en España a veces roza la tomadura de pelo. Cuantos más canales tenemos se ofrecen menos programas o películas de interés... [...] empieza a ser lógico ese dato que inquieta a muchos programadores televisivos: las nuevas generaciones ya consumen menos caja tonta... [+ La Huella Digital]

Nacho de la Fuente se muestra generoso en su apreciación, puesto que su "a veces" es claramente, en mi opinión, una concesión al beneficio de la duda. Y no debería serlo porque la programación televisiva en España ES una tomadura de pelo. Y, en efecto, cuantos más canales, digitales incluidos, peor programación.
Creo que se han puesto de acuerdo para suicidarse.

6 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

¿Conoces algún país en el que el 90 por ciento de su programación televisiva no sea un insulto a la inteligencia?

Nacho dijo...

Guillermo, es cierto que he sido generoso en mi valoración. Y también es cierto que un post sobre esta tomadura de pelo televisiva ya tardaba en llegar. Saludos!

Ad astra per aspera dijo...

acabo de llegar a casa y puse la tele por primera vez en meses para ver algo que no fuesen olimpiadas, k es lo único k me animó a encenderla en agosto. he visto el final de un programa del que no doy crédito, algo de citas en telecinco, chicos y chicas que quedan y se lían. en fin. seguiré con la tele apagada.

Félix Soria dijo...

Guillermo, suscribo lo que dices. Urge llamar a las cosas por su nombre. Un abrazo.

Alicia M dijo...

Además de una tomadura de pelo, es un insulto a la inteligencia.
No sé quién dijo:- cada vez que veo la tele, me dan más ganas de leer un libro...(o algo así).Lo dicho, voy a seguir leyendo...Estoy terminando "Una oración por la lluvia,historias de Afganistán"...increíble y demoledor historias de un pais en estado de indigencia continua...os lo recomiendo.
Un abrazo!!

Guillermo Pardo dijo...

Pienso desde hace tiempo que la televisión, como otros medios, responden a un perfil social muy determinado obtenido después de numerosos estudios, encuestas, etc. etc. La programación es la que es porque no se exige, no se demanda, no se consume ni se valora otra cosa. Fijémonos en los concursos nocturnos, por ejemplo. En la teletienda, en los tarots y demás esoterismos. Es lo que hay.
Saludos. Un abrazo para todos.