miércoles, 10 de septiembre de 2008

Pata de centollo en su jugo literario

Debo reconocer que yo sería un mal crítico literario, un mal crítico literario al uso quiero decir, puesto que ya ni me imagino en el nivel superior de los que profundizan filológicamente.
Sería un mal crítico porque ni me siento capacitado para escribir novela (¿no es esta la aspiración de todo crítico, según se dice?), por ejemplo, ni para dorar la píldora ni para criticar el trabajo de nadie si no se conoce a fondo. Por ese motivo, suelo tomarme con batido de frambuesa las críticas de los críticos que se lo creen.
Leyendo una "crítica" sobre la última novela de Paul Auster, Un hombre en la oscuridad, me encuentro con el siguiente párrafo, cuyo autor, así como la publicación, omito porque me parece más importante lo que dicen:

"Con todo, Un hombre en la oscuridad es como la pata de un centollo, a la que también se le saca el jugo".

Confieso que me quedé perplejo un buen rato tratando de encontrar el sentido, la relación y la esencia del símil. ¿Por qué pata de centollo y no naranja, más jugosa? ¿Tan poco jugo tiene el último drama de Auster? Quizá el crítico olvida que las patas de los centollos están casi secas, especialmente ahora que se crían en viveros.
Me temo que después de leerse las obras, algunos críticos literarios deberían procurarse una lista de cosas jugosas. Suelen ser muy útiles para establecer símiles.

6 comentarios:

entrenomadas dijo...

Oye, no será que el susodicho crítico se ha comido una seta, una de las de reírse un rato largo.
Eso o que tiene complejo de centollo,
o que aún anda de vacaciones.
Insisto en mi teoría de la seta.


Kisses,

santi dijo...

Ya se sabe: en casa del herrero cuchillo de palo. Así será la crítica de quien hace metáforas que sólo entiende él mismo. saludos.

Alicia M dijo...

Nada Guillermo, eso que tendria una mala tarde el crítico...y se quiso hacer el gracioso...
La verdad que algunas frases de criticos literarios/cine tiene su miga...el mejor este de las películas que salia en la dos.,eran para partirte de risa y la verdad que siempre acertaba.
Un besiño.

Guillermo Pardo dijo...

Hay muchas posibilidades de comparar una cosa jugosa con otra, pero una pata de centollo es una propuesta extraña. En fin, nadie está libre de cometer semejantes rarezas.
Saludos y gracias por los comentarios.

Aldabra dijo...

Es que los críticos quieren ser tan originales que se les va la “olla”, haciendo referencia también al arte culinario.

Bicos,

Aldabra dijo...

En una obradoiro de Yolanda Castaño ella nos contaba una anécdota a propósito de la crítica de un poema... hablaba de dos adolescentes que uno tenía el pelo azul y el otro verde... los críticos habían llegado a decir que era la comunión de la tierra con el mar o una tontería así... y el simplemente trataba de dos adolescentes que uno tenía el pelo verde y otro azul, simplemente.

es que me acordé ahora.

bicos,