viernes, 28 de noviembre de 2008

¡Comprad, benditos, comprad!

No damos abasto con tanta celebración. Somos uns festeiros, que decimos en Galicia.
Acabamos de conmemorar el día contra la violencia machista y el día universal del niño, pero, ¡menos mal!, nos dejamos en el camino el día mundial del váter, señal de que aquí estamos servidos.
Recién (permítaseme el americanismo) vi en internet que hoy se conmemora, desde hace 15 años, el "día sin compras". Con la que está cayendo y con medio mundo pidiéndole al otro medio, por favor y por caridad, ¡comprad, benditos, comprad!
Esto no tiene remedio. Con tanto mensaje contradictorio y tanta sinrazón a nadie puede extrañar que los neoliberales rescaten empresas con dinero público, que los privatizadores consideren inmoral que los gobiernos no acudan en socorro del capital privado y que en cualquier momento seamos llamados a conmemorar el día internacional del tenedor.
Esto no tiene remedio. Pero, por favor, ¡comprad, benditos, comprad!

5 comentarios:

los pensadores dijo...

muy buen post...como siempre dejamos nuestro humilde aporte..

un abrazo..

Gorka dijo...

Un día sin compras... yo se de algunos a los que les puede costar contenerse... menuda sociedad consumista...
Saludos

Nanny Ogg dijo...

Oh, comprarán, comprarán, no pueden dejar de hacerlo...

Aldabra dijo...

pues yo no le he hecho caso porque soy muy "recatada" a la hora de mis compras... soy bastante austera todos los días del año...

biquiños,

te dejo una sorpresita que espero que disfrutes... perdona mi atrevimiento pero es que se me ha ocurrido.

http://es.youtube.com/watch?v=F_bMFVDu9yo&feature=related

Guillermo Pardo dijo...

Pensadores: siempre sois bienvenidos y agradezco vuestras aportaciones.

Gorka: Es difícil resistirse y hay que reconocer que es complicado vivir sin consumir. ¿Quién fija el límite entre el consumo moderado y el que no lo es? ¿Dónde está la frontera? Un dilema que tendrá muchas valoraciones, tantas como opiniones.

Aldabra: Gracias por tu sorpresita. La tenía en la lista para sacarla algún fin de semana. Es inolvidable esta escena, desde luego.

Gracias a todos. Abrazo colectivo.