martes, 17 de febrero de 2009

Ellos ya no serán deportados

Los menores muertos en aguas de Lanzarote en las últimas horas ya no podrán ser deportados por las leyes proteccionistas europeas o españolas, que es lo mismo.
No serán deportados no ya porque sean menores, sino porque han muerto. Así de obvio. Porque así de obvias son también las normas: se cubren huecos legales a medida que la astucia o la inteligencia humanas los va abriendo. También la necesidad los abre, pero esos huecos no se tapan con políticas sociales y económicas que erradiquen el mal raíz, sino con nuevas directrices proteccionistas que la astucia y la inteligencia humanas volverán a colocarse por montera.
Es por eso que ahora las pateras vienen cargadas de niños y adolescentes. Para burlar las obvias leyes europeas, que obviamente serán de nuevo vulneradas y superadas por el ingenio aguzador del hambre, y porque ellos no podrán ser legalmente deportados, de momento.
Los padres han aprendido que es mejor inversión quedarse en el desierto y enviar a sus hijos en busca de la tierra prometida. Porque con el tiempo éstos obtendrán documentos y posiblemente un empleo. Y porque no serán deportados. Sobre todo si los mata el agua de la vida.

Héroes de ébano: Sueños rotos

5 comentarios:

entrenomadas dijo...

Terrible, para enmudecer o para todo lo contrario.
Me quedo tu texto.
Besos silenciosos,

M

Julio Torres dijo...

Ufff, estas cousas déixanme sen palabras. Hai un máxima periodística, moi cruel pero certa, que di algo así como que 20 mortos nun país lonxano equivale a un en España. As cifras non son ésas, so é un exemplo do insensible que chegamos a ser ata que como sempre...nos toca de cerca. Como, desgraciadamente case todou ou todo nesta vida.

Fenomenal post, para variar, Guillermo

Un saúdo, amigo
Carpe Diem

Uve dijo...

hola Guillermo,
soy administradora de yenodeblog.
Disculpa la tardanza en responderte.


Debe haber un problema en el formulario para contactar con nosotros. Esperamos que en breve se solucione todo.

Por otro lado, no he sido capaz de encontrar tu resumen en yenodeblog... tu blog ya está incluido en él?

Saludos!

Aldabra dijo...

se encoge el corazón... más menores, mayor tragedia.

bicos,

emma dijo...

Imaginemos lo triste que tiene que ser la situación al otro lado del estrecho para que un padre o una madre envíen a sus hijos solos en una cáscara de nuez a buscarse la vida...algo que desde nuestra cómoda posición nunca nunca podremos entender. Y como no entendemos, no comprendemos. Y como no comprendemos,no empatizamos. Y el mundo sigue girando en la misma dirección: con viento favorable para los mismos de siempre, y con naufragios constantes para los del otro lado.
Un abrazo