viernes, 13 de marzo de 2009

El perseguidor solidario

A veces uno no puede dejar de tener la impresión de que el mundo funciona al revés, según las convenciones en que hemos sido educados.
Mantenemos fresca en la memoria la visión de la Guardia Civil represora (fue creada para eso, para reprimir) y dudamos de que sea capaz de hacer otra cosa que no sea perseguir infractores, delincuentes, inmigrantes irregulares, etc. etc., pese a la imagen de generosidad y civismo con que los sucesivos gobiernos han intentado adornarla, olvidando que sólo sus acciones y sus actores pueden modificar el rechazo social que siempre ha generado.
Por eso nos resultan cuando menos sorprendentes noticias como esta, a las que no estamos acostumbrados, procedentes de organizaciones que desde dentro del propio cuerpo armado no dudan en informar con claridad sobre las manzanas podridas que, tarde o temprano, aparecen en todo cesto. (Ver resumen y enlace con información periodística sobre la condena por falsificación a la cúpula de la Guardia Civil de Baleares).
Con ese gesto solidario, los guardia civiles demuestran que la persecución del delito no está reñida con la solidaridad con el supuesto delincuente. Ojalá pensase lo mismo el Gobierno, que pretende sancionar los actos solidarios multando a quienes ayuden, protejan, acojan, cuiden o alimenten a inmigrantes irregulares. Si el anteproyecto de ley sale adelante, ¿se multará la Guardia Civil a sí misma? ¿Dejará de ser solidaria para centrarse en la represión del miserable?
¿No es el mundo al revés?

8 comentarios:

Aldabra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aldabra dijo...

bicos,

http://www.youtube.com/watch?v=rPloRZAIgOE&feature=PlayList&p=DF485DAD3706B952&index=1

Aldabra dijo...

con esta he sentido escalofríos, espero que te guste.

bicos.

Aldabra dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=e6_PsxotOrQ&feature=PlayList&p=DF485DAD3706B952&index=5

¡que torta!, me olvidé el enlace.

June Fernández dijo...

Pues sí. Me ha encantado que utilices ese ejemplo para subrayar el despropósito de castigar a quienes apoyen a inmigrantes en situación irregular.

Y también me parece bueno visibilizar las iniciativas loables que surjen de organismos que de buenas a primeras no nos gustan un pelo (a mí por lo menos). Refuerza mi reciente actitud vital de dejar atrás juicios categóricos y dejar de satanizar a la gente alégremente.

PD: Te he devuelto el premio, pero no por cortesía sino porque lo mereces.

Kaos dijo...

Guillermo, gracias por tu reseña, es un placer leer tus entradas y sentir lo que trasmite. El esfuerzo común que ponemos en dar voz a los sin voces es un bien escaso.

Gracias compañero.

Jesús (Kaos)
Blog: No Hay Tiempo que Perder

JLuis dijo...

Una iniciativa que nos deja un poco expuestos a nuestros propios prejuicios... por lo menos en mi caso. Doblemente agradecido.

Gracias compañero. Por todo.

Un abrzo

Guillermo Pardo dijo...

Los prejuicios forman parte de nuestras contradicciones como personas. Nos acompañarán siempre y los "prejuiciados" los soportarán de por vida.
Gracias por vuestras opiniones y por vuestros enlaces. Abrazos.