miércoles, 22 de abril de 2009

¿Podremos engañar a los extraterrestres?

No sé si el ex astronauta Mitchell es víctima de la falta de oxígeno en el espacio, de sus fantasías infantiles en su Roswell natal o si tiene razón, en cuyo caso el asunto es más que preocupante.
Y lo es porque no sé cómo encajaríamos la confirmación de que otro mundo habitado existe, de saber que, como en las historias de fantasmas, no estamos solos y que otros ojos más grandes que el maldito hermano nos vigilan.
Si es que existen, ¿cómo serán? ¿Tendrán prensa del corazón? ¿Habrá un Berlusconi, un Obama o un Rajoy entre ellos? ¿Contaminarán su planeta tanto como nosotros el nuestro? ¿Cerrarán las fronteras de su galaxia a los inmigrantes? ¿Su Nadal será un octopus de doce tentáculos, su Rouco Varela, un hermafrodita de tres sexos?
Francamente, no puedo imaginármelo, entre otras razones porque los científicos están seguros de que, dadas las condiciones del espacio exterior, es imposible concebir la vida como en la Tierra. Entonces la cosa es peor: ¿cómo vamos a entendernos con ellos si no hablan español? ¿Y si sólo hablan catalán o gallego? Si no tienen ojos, ¿vamos a poder engañarlos? ¿Tendrán un Wall Street, promotores inmobiliarios y banqueros?
No sé qué pensar, francamente.

4 comentarios:

Aldabra dijo...

Prefeiro pensar que no existen, creer a los científficos que están seguros que no hay condiciones de vida adecuadas en otras planetas para que existan otros seres... Es que me moriría de miedo. No podría mirar al cielo por miedo que algún despistado se me cayera encima... Pero pensando pensando... si existen, espero que sean más listos que nosotros. Tampoco hace falta tanto ¿o sí?.

bicos,

Julio Torres dijo...

Guillermo, a ver se vai resultar que os extraterrestres con como as meigas "que haberlas hailas"...A saber.

O malo é que se existen vai ser difícil engañalos. Nin a Hacienda se pode engañar...

Un saúdo, compañeiro. Moi bo post.
Carpe Diem

Félix Soria dijo...

Crer non ten cancelas...

entrenomadas dijo...

jajajaja, pobretes. Me da que si los extraterrestres leen tu post se lo van a pensar dos veces eso de darse una vuelta por aquí.

A mí me gusta pensar que existen, que no hablan porque que no lo necesitan hacer, que leen el pensamiento. Me da por pensar que Beethoveen era un poco extraterrestre y que Mozart también. Tanta belleza no sé si puede ser terrenal!!!

A veces, sólo a veces creo que Aznar es uno de ellos, de los que expulsaron de algún planeta y enviaron aquí como termómetro de lo muy imbéciles que somos en la tierra.


Me ha encantado el post.
A un amigo mío extraterrestre también.

K,


M