viernes, 19 de junio de 2009

Más acción, menos oración

La muerte de una persona generosa y admirada hace que se nuble el día soleado. Ese fue el efecto que produjo en mi estado de ánimo el fallecimiento de Vicente Ferrer, cuya biografía más que en los libros está impresa en los 2,5 millones de corazones que sintieron el calor del suyo.
Hay un episodio en su vida que me ganó definitivamente para su causa. Comenzó cuando tuvo que abandonar la India, en 1968, debido a los recelos y suspicacias que causaba su trabajo entre la clase dirigente, incluida la eclesiástica. La Iglesia a la que pertenecía como jesuita no supo defenderlo, y el soldado acabó por licenciarse voluntariamente.
Vicente Ferrer asumió que para hacer su trabajo necesitaba una libertad que no tenía y se centró en el principio que guió su misión en el último medio siglo: más acción, menos oración. Los resultados bien a la vista están.
No lo canonizarán, pero seguro que ya se ha ganado un lugar de privilegio en el cielo.

Mensaje de la familia con motivo del óbito. Puedes dejar el tuyo.

5 comentarios:

emma dijo...

Hacen falta muchos Vicente Ferrer en este mundo
Un abrazo a su familia

Claudio M. Nóvoa dijo...

Hola Guillermo
En primer lugar enhorabuena por tu blog; lo acabo de descubrir y me pasaré por él con frecuencia; respecto a Vicente Ferrer, no puedo estar más de acuerdo contigo; un ejemplo de que el ser humano puede ser bondadoso hasta extremos insospechados. Una bondad muy necesaria en un día como hoy, donde ETA nos ha mostrado ese otro reverso del género humano que no querríamos ver.
Hoy por la noche emiten de nueva en la 2 el documental Las alas de la vida; otra muestra más de dignidad y coherencia, como la que siempre mostró Vicente Ferrer.
Saludos

entrenomadas dijo...

Yo recuerdo lo mucho que me impactó su mirada la primera vez que lo vi en la televisión. Luego he seguido su trabajo con respeto, con admiración. La iglesia desde abajo, desde los cimientos, desde la nada y el todo. He dejado un mensaje en la página y me ha costado mucho elegir palabras para una persona tan necesaria y generosa.


K,


Marta

Julio Torres dijo...

Sin duda, una gran pérdida. Fai unhas horas vin unha entrevista grabada en CNN+ no que dicía que o seu fillo e a muller continuarían o seu labor cando el xa faltara.

Gústame a xente boa de corazón, como ésta. Descanse en Paz.

------------------------------
P.D: Hoxe, por respeto, non me despedirei como en min é habitual

Aldabra dijo...

Un hombre ejemplar, una vida ejemplar, una gran pérdida.

biquiños,