viernes, 26 de marzo de 2010

¿Un robot periodista?

Según parece, un laboratorio dependiente de la Universidad de Tokio está trabajando en lo que pretenden que sea un "robot periodista", que, entre otras capacidades, podrá distinguir hechos noticiables de los que no lo son, hacer fotografías, recoger testimonios, sintetizar los contenidos, editarlos y publicarlos, él mismito, en un página web.
Reconozco que algunos periodistas todavía no llegan a tanto, cosa nada extraña porque, como muchos robots, son de piñón fijo y carecen de capacidad o de ganas de ponerse al día. Sin embargo, me pregunto si la máquina en cuestión podrá ser programada para aplicar criterios ético-morales a su trabajo y, en caso afirmativo, los de quién. ¿Los de un extremista religioso, por ejemplo?
¿Cómo distinguirá el robot una verdad de una falacia, una certeza de una duda, una broma de algo serio? ¿Podrá hacer preguntas tras asistir a una rueda de prensa? Sí, ya sé, que muchos periodistas tampoco las hacen, pero tienen capacidad para reaccionar, decidir, elegir, rectificar, valorar, intervenir, volver a preguntar, insistir...
Hasta donde alcanza mi comprensión del mundo, un robot así estaría bien para cubrir el próximo viaje a la Luna, a Marte o a la estrella Alfa XD22Z-8, porque, con toda probabilidad, soportaría mejor que los humanos las adversidades gravitacionales, pero dudo mucho de que fuese capaz de describir con sentimiento humano los efectos de un mareo en pleno viaje espacial.

Fuente: radiocable.com

1 comentario:

Aldabra dijo...

el robot podrá escribir de maravilla pero escribirá sin corazón, algo muy importante.

biquiños,