jueves, 13 de enero de 2011

Lo peor de la ignorancia

No sé qué es lo peor de la ignorancia.
Pero a medida que se van conociendo reacciones a la llamada ley antitabaco, cada cual más peregrina y absurda, va afirmándose la idea de que quizá lo peor de la ignorancia es que cuanto más avanza, más confianza gana.
Desde el punto de vista evolutivo, eso es desastroso para el desarrollo de la inteligencia.

3 comentarios:

T.M. dijo...

Hoy veo en las noticias, que un restaurante muy famoso de cierta ciudad española ha colocado una furgoneta en la puerta del establecimiento totalmente decorada y acomodada para que sus clientes pasen a ella a fumar...me he quedado de piedra.
Pero qué catetos que llegaremos a ser...en mi opinión ehhh.

Juan C. Díaz dijo...

No he podido evitar el verme envuelto en discusiones de este tema y siempre acabo con: "este debate no tiene objeto".
Según parece muchos fumadores son anarquistas, antidemócratas (más bien no saben lo que es democracia) y sobre todo, aún más maleducados.
Gracias a la ley. Gracias por la ley.
Un saludo.

Aldabra dijo...

Nunca he sido de las que se ha rasgado las vestiduras porque la gente fumara en los locales, con no entrar tenía suficiente y además como exfumadora siempre he intentado respetar pero sinceramente, agradezco la Ley. El humo lo impregnaba todo, la garganta, los pulmones, la ropa... Me gusta vivir en un ambiente un poquitín más limpio.

biquiños.,