lunes, 10 de enero de 2011

Los asesinos, ni se rinden ni dicen adiós a las armas


La banda terrorista ETA ha vuelto a emitir un comunicado de alto el fuego tan delirante y calculadamente ambigüo como los cuatro anteriores en los que ofrecía una tregua total. Es decir, con esta ya son cinco, lo que nos lleva a pensar que puede haber seis.
Y puede haberla porque quienes durante los últimos cincuenta años han utilizado las armas como argumento político, no sólo no se rinden ni las abandonan, sino que se permiten marcar el camino que debemos seguir los amenazados. Eso es lo que dicen, en resumen, los cuatro puntos del nuevo comunicado de la banda, en cuyo haber hay que anotar 829 asesinatos en 40 años.
Repare quien lo lea que tres de las cuatro exigencias terroristas se rigen gramaticalmente por el verbo "deber": el proceso democrático "debe", la ciudadanía vasca "debe" y todas las partes "deben"... Con ese planteamiento, ¿qué lugar queda para el diálogo y en qué condiciones? ¿Con pistolas sobre la mesa? ¿No es delirante que quienes están fuera de la ley hablen de justicia, democracia, derechos, política o ciudadanía?
Los únicos que "deben" hacer algo e importante son ellos: renunciar al delito, abandonar las armas y disolverse.

1 comentario:

Nicolás dijo...

De ETA sólo espero su desaparición. Nada más.