lunes, 7 de febrero de 2011

¿Qué nos pasa a los españoles?

"No sé exactamente que les está ocurriendo a los españoles, ya no como país, sino como un suma de individuos. El pesimismo, una vez más en la historia, nos paraliza. El colchón familiar, supongo que también la economía sumergida o el calcetín del ladrillazo, amortigua los efectos del paro. Somos uno de los países con mayor fracaso escolar. El cuarenta por ciento de los más de cuatro millones de parados tienen menos de treinta años. No nos reproducimos. No montamos nuevas empresas. Asistimos sin inmutarnos al progresivo empobrecimiento general presente y futuro. Modificamos por tercera vez el sistema de pensiones en la democracia y estamos convencidos de que se seguirá modificando, siempre a peor, en los próximos años. Coincidimos en que los políticos son más mediocres que nunca, que los bancos y los mercados mandan sobre la democracia pero no surgen nuevas alternativas y nadie con un currículum mínimo piensa en dedicarse a la política. Visualizamos los dramas ajenos como las estadísticas de robos cuando todavía no te han robado a ti, como cuando alguien llora en directo en un programa de radio o de televisión. Centenares de miles de casas están vacías, los locales se ponen en alquiler. Asumimos que todo tiene que recortarse, encogerse. Los medios de comunicación (que viven internamente los mismos problemas que el país) tampoco reaccionan, ni pinchan ni azuzan, parece como que las elecciones podrían cambiar algo porque se cuestionan, yo qué sé, las Diputaciones, o la vinculación de salarios a la productividad.

Y la primera página es Egipto. [...]"

Antonio Sanjuán, en El mundo según Sanjuán

8 comentarios:

Runaway dijo...

Vaya, otro que tiene una relación amor-odio con su país. Bienvenido al club. Si te soy completamente sincero hay veces que quisiera perdir asilo político en Marruecos, emigrar a Alemania, Suecia o Canadá o salir corriendo a la Patagonia o refugierma en el Tibet con los monjes budistas.

Te invito a leer algunas de mis entreadas para que entiendas mejor cómo a veces me siento:
http://born-to-run-runaway.blogspot.com/2010/11/el-tren-de-la-memoria.html
http://born-to-run-runaway.blogspot.com/2011/01/el-problema-de-espana-los-espanoles2.html
http://born-to-run-runaway.blogspot.com/2011/02/aire-fresco.html

Félix Soria dijo...

La española es una sociedad profundamente acobardada! y sin amor propio.
La herencia del franquismo tiene profundidad. Tanta profundidad tiene que los asesinos y los ladrones que ejercieron como tales hasta 1978, siguen ahí, protegidos incluso por el poder...
Robos de mas de 200.000, decenas de muertos a tiros por la policía franquista, expropiaciones por decreto... La lista de abusos es larga y la sociedad española no sólo ha perdonado, ¡sino que incluso ha justificado! ¿Y los han hecho en pro de la democracia? ¡No! Lo han hecho por miedo y egoísmo.
El miedo y la cobardía forman parte del ADN social de los españoles.
Este es un país de cobardes, la gente tiene miedo hasta de su sombra y asiste pasiva al procesamiento de Garzón, a la criminalización de las ideas y, más cerca de lo cotidiano, también admite la corrupción, vota a los "chorizos" y aplica como algo normal el principio de que si no lo hago yo, lo hará otro...
Eso también es España, un país en el que los "listos" son los que marcan la "ética" y el resto, traga y si puede, hace lo mismo.
Un país de cobardes o, si se prefiere, una numerosa recua de "ovejas católicas" que sigue anclada en criterios medievalistas. Lo que en rigor se denomina darwinismo social.
No todos los españoles son así, pero la mayoría social, SÍ es así.
La gran ilusión del español medio es ser rico y abusar... Demasiados españoles opinan --¡sin pensar!-- que el progreso indivudual conlleva abusar. Es más, hay una elevada proporción de españoles que cree que más del 0,1% de ciudadanos pueden ser privilegiados y que se niegan a admitir que serán toda la vida lo que son. Los hay que hasta confían en heredar los picaportes de la empresa para la que trabajan...

entrenomadas dijo...

Después de leer a Félix no sé si escribir algo. Suscribo lo que dice.

Sólo una cosa quiero decir. Ultimamente me abruma una cosa que me sucede. Y es lo siguiente: Si hablo de España me dicen que piense en otros países, si hablo de otros países me dicen que piense en España, si hablo de animales me dicen que debería ocuparme de las personas, si hablo de personas que me olvido de los animales.

Cuando regreso a mi barrio lleno de idiomas y aromas de terciopelo ajado me doy cuenta de que soy afortunada por saber de que hablo cuando hablo de mestizaje. Algo que me han recriminado en mi trabajo, siempre igual...



ufff, no puedo con esto.


Kisses,

Marta


PD: perdona el rollo.

Guillermo Pardo dijo...

Runaway: No tengo ninguna relación amor-odio con "mi" país. Solo me he limitado a extractar un texto cuyas reflexiones me parecieron interesantes precisamente en un momento en que hay muchos cuestionamientos, de diversa índole, ante los que la absurdamente llamada "sociedad civil" española (¿las otras "posibles sociedades" no cuentan?) no parece que actúe en consecuencia, pese a las constantes críticas que emite y recibe. El texto resume muy bien el carácter español, que me recuerda a cómo definió Castelao el de los gallegos, contenido en esta frase: "Mexan por nós e temos de decir que chove".
Me parece que, con la que está cayendo, adoptamos una actitud similar, con el agravante de que cuando Castelao escribió esa cita los gallegos, y por extensión los españoles, vivíamos bajo una dictadura militar. Ahora vivimos bajo la dictadura de los mercados financieros. Otro agravante que de momento no ha servido para detonar nada, sino para pagarlo todo de nuestro bolsillo.

Félix: No sé si este es un país de cobardes, pero de ilusos, desde luego. Y de ansiosos de riquezas fáciles y de abusar para llegar más alto que nadie, y de ser famosillos. También es tierra de chorizos y de corruptos. La novela picaresca nació en España. El pícaro (y la pícara) son personajes con ADN español. Es decir, hay algo de genético en nuestra general forma de comportarnos.

Marta: Creo, como tú, que el mestizaje cultural, compartir la vida con personas criadas y educadas en otro ámbitos nos alejan de la mezquindad y nos permiten ver las cosas desde más ángulos que el que se proyecta desde nuestro ombligo.

Gracias. Abrazos.

Aldabra dijo...

Entre el artículo, y los comentarios no queda mucho por decir. Biquiños,

Anónimo dijo...

Todos hablamos mucho de estos temas y por lo que se puede leer por casi todos los foros es que hay descontento con la clase politica en general, por que los que están no gobiernan para el pueblo(gobiernan para los ricos) y las alternativas no son mejores. Y que podemos hacer? no lo se pero algo hay que hacer, votar a una minoria, no votar, salir a la calle, algo pues si no al final las peliculas de MAD MAX serán una realidad

Anónimo dijo...

Perdóname Felix Soria, pero una MIERDA con lo del franquismo!!!!! Franco se murió hace muchos años, la actual situación se debe a la casta de la generación de españoles actuales que debería haber estar tirando del carro y que se han pasado los últimos años comprándose pisos sin sentido, haciendo botellón, divorciándose por chorradas, viviendo del crédito, comprándose coches más grandes de lo que necesitaba y riéndose de los principios... Es cierto que a un pais lo define la historia, pero mucho más la gente que lo forma: somos un país de chusma... Tenemos la peor masa social de los últimos 50 años. Y así nos luce el pelo, caballero...

Anónimo dijo...

Le pones los puntos sobre las ies.... nos hemos vuelto conformistas o que...