martes, 15 de julio de 2008

Sexo demasiado caliente en la cocina

Trabaja uno con tanta ilusión para que al final, como diría Derrida, lo construido se deconstruya. Como por ensalmo bíblico. Polvo eres y al polvo volverás.



Ligar es un arte, aunque a muchos no se les dé bien, aunque lo crean. Pero sobre todo hay que saber con quien porque lo que vemos no siempre es lo que creemos...



Dejarse llevar por la pasión amorosa, incluso en la cocina, es saludablemente recomendable. Sin embargo, a veces esas pasiones pueden desatar otras bien distintas si no se toman precauciones.

2 comentarios:

Aldabra dijo...

por suerte yo tengo una encimera supergrande con mucho espacio... ja ja ja... nunca me pasará algo así...

bicos,
Aldabra

¡¡arriba el buen humor!!

Guillermo Pardo dijo...

Podríamos llamarlo previsión, ¿no?
Bicos.