jueves, 14 de agosto de 2008

La honradez es noticia

La noticia del hombre que encontró una cartera llena de billetes en Sevilla y la devolvió está dando la vuelta al mundo.
No seré yo quien reduzca el valor moral de la acción de Dow Amby Okonkwo, pero el eco que está teniendo su acto es tan exagerado como infrecuente que la honradez sea noticia. Y es exagerado porque el de Amby no deja de ser un comportamiento frecuente. Ahí están otros casos y las oficinas de objetos perdidos para atestiguarlo. Ahora bien, semejante despliegue informativo encierra dos axiomas:

a) El suceso se convierte en extraordinario porque su protagonista es un nigeriano al parecer "sin papeles". ¿Tendría idéntico tratamiento si lo hubiese hecho un alcarreño "con papeles"?
b) Somos tan potencialmente trincones y racistas que convertimos en asombroso y ejemplarizante lo que supuestamente creemos que nosotros u otros de "nuestro igual" no harían. ¿De verdad habríamos sido felices quedándonos lo que no es nuestro y que quizá sería vital para su legítimo dueño?

La moraleja de este caso nos lleva a la expresada en el último párrafo de mi anterior post: la honradez, la generosidad, la empatía, la honestidad y la entereza, la sinceridad o la bonhomía no son cualidades excepcionales, sino virtudes humanas.

Foto: Julián Rojas / El País

El Blog de José Carlos: Amby Okonkwo
Noticias y comentarios... : Los pañuelos de la honradez
Sopa de letras chinas: Hay personas que aún son honradas
La gata del Bierzo: El hombre honesto
Pulpo á feira: Dos vendedores de "kleenex"...

6 comentarios:

Alicia M dijo...

Muchos deberían aprender de este gesto.
Para los xenófogos e ignorantes, para los ladrones de etiqueta.

Félix Soria dijo...

Exagerar la actitud de este inmigrante refuerza la tesis de los que dicen que todos los inmigrantes son deshonestos, pues se otorga categoría de excepcional a un episodio honesto.

Yass dijo...

Sera que este inmigrante ha aprendido "las costumbres y valores" del contrato de Rajoy?

Manuel Ortiz dijo...

Al margen de los comentarios que habéis dejado aquí, y con los que estoy de acuerdo, en el fondo yo no veo que esto vaya mucho más allá de ser una de esas noticias tontas de verano.

santi dijo...

Hay dos aspectos de la noticia que me han llamado mucho la atención y que creo que le dan singularidad al hecho. El perimero es que uno de los inmigrantes dice que devuelven la cartera no por el dinero que lleva, sino porque podría contener documentos importantes para su propietario. El punto de vista del inmigante se centra en la documentación, el nuestro en el dinero. Y, en segundo lugar, el dueño, dando 50 euros a ambos, ha sido un poco rácano, la verdad.

Guillermo Pardo dijo...

Creo que le han movido la honestidad y el sentimiento de culpa por la posibilidad de perjudicar a alguien. Cualquiera con idénticas certezas habría actuado igual, por lo que no entiendo el despliegue informativo. Una serpiente veraniega, como dice Manuel.
Saludos y gracias por vuestros comentarios.