martes, 13 de julio de 2010

Un país distinto

"Y es que España es un país especial, o al menos, distinto. Los españoles somos adictos a las celebraciones, a las fiestas y a los sueños cumplidos. Necesitamos salir a la calle y gritar o abrazar al amigo con el gol como excusa, o envalentonarnos ante la chica guapa del otro lado del bar con la euforia como excusa. Necesitamos gritar, llorar de alegría y olvidarnos, aunque sólo sea por unos días, del tedio, del curro, de la hipoteca o del paro".

Daniel Díaz en Ni libre ni ocupado

2 comentarios:

Aldabra dijo...

La clave está en la medida y a mí, por ejemplo, me ha parecido desmedido el seguimiento de La Roja ayer en la tele y en la radio. Toda la programación en exclusiva para ellos.
Celebro el éxito como el que más pero hay vida más allá del futbol.

bicos,

misreflexioneslibres dijo...

Bien dicho, este país necesita alegrarse por algo y celebrarlo y ha tenido que ser de la mano del fútbol con la etiqueta de Campeones del Mundo 2010, nada más y nada menos.
Aunque creo que habría otra alegría mas celebrada y necesaria pero me temo que tardará un poco, quizás a elecciones anticipadas ?... y me refiero al que no fue a ver la final del partido y a la postre Ministro de Deportes "ad hoc", también es verdad que ni falta hacía allí ni se le esperaba, como por aquí, vamos...
!Fecilitarte por tu blog y su contenido!
Te he enlazado con el mío y me gustaría contar contigo como lector.
Saludos